logo

Centro de estudios de endodoncia

inicio contacto

Tema de actualidad

inicio > Tema de actualidad >Tema del mes

TEMA DEL MES:

SISTEMA K3 PARA LA PREPARACIÓN DE LOS CONDUCTOS RADICULARES:
PROPUESTA DE SECUENCIA EN CONDUCTOS DIFÍCILES

La preparación de los conductos radiculares mediante conjuntos de limas accionadas de modo rotatorio continuo mediante contraángulos se está imponiendo en la práctica diaria por conseguirse una conformación adecuada del conducto, con una sección circular, centrado en la raíz y con mínimo transporte apical. Por otro lado, representa un menor esfuerzo para el profesional y, al efectuarse con una técnica corono-apical, se consiguen mejores postoperatorios.

Descripción del Sistema K3

Las limas K3 han sido presentadas recientemente por la firma Kerr. Representan una evolución de las limas Quantec ya que en su diseño han participado McSpadden e ingenieros de Kerr. Sus características principales son:

· Tres planos radiales, para mantener centrada la lima en el conducto (Fig. 1).
· Tres hojas de corte con el ángulo positivo.
· Diámetro variable del alma de la lima, es decir, a medida que se avanza desde la punta de la misma hasta el mango el alma va aumentando de tamaño, lo que confiere una mayor resistencia a la fractura.
· Ángulo helicoidal de las estrías (ángulo de corte del eje de la lima) variable. En el inicio del segmento cortante es de unos 43° mientras que a unos milímetros de la punta es de unos 31°, lo que proporciona mayor resistencia a la fractura.
· Punta de la lima inactiva.(Fig.2)
· Mango reducido. Ello significa que el mango penetra en el interior de un contraángulo 4 mm más que otro tipo de lima y 5 mm más si empleamos el contraángulo de Kerr. El resultado es una mejor accesibilidad a los conductos en dientes posteriores. La magnitud de la cabeza de un contraángulo con una lima de 21 mm es de 37,2 mm, mientras que con el presentado por Kerr con una lima K3 es de 32,3 mm.
· Tres tipos de instrumentos: los Orifice opener (O.O.) de calibre 25 y conicidades .10 y .08, con una longitud de 17 mm y limas K3 de calibres 15 a 60 en conicidades del .06 y .04 y longitudes de 21y 25 mm.
· Dos códigos de colores en el mango: una banda superior que indica la conicidad (.04 verde, .06 naranja) y una inferior con el color del código ISO.

Se recomienda utilizar un motor eléctrico con posibilidad de giro inverso cuando la lima sufra excesiva resistencia y control de torque ajustado entre los valores 1-3. La velocidad no será mayor de 300 r.p.m., imprimiendo a la lima una ligera presión apical, limado lineal y manteniéndola girando en el mismo punto del conducto un máximo de 2-3 segundos.
Se recomienda una técnica corono-apical. Tras permeabilizar el conducto con una lima 10-15 se emplea los O.O. del 10 y 8%. A continuación, en función de la dificultad del conducto, se eligen limas K3 de conicidades 4% o 6%, siguiendo la secuencia 40, 35, 30, 25 y 20, aumentando el calibre apical del conducto hasta que se considere necesario.

Técnica propuesta en conductos curvos o estrechos

Creemos conveniente simplificar las técnicas para facilitar el trabajo clínico utilizando un menor número de limas en cada conducto radicular.
La técnica que proponemos no es otra que la adaptación del sistema K3 al concepto general que aplicamos en la preparación de conductos curvos y estrechos. Se trata de una técnica corono-apical basada en la recapitulación o repetición de la secuencia empleada hasta alcanzar la constricción apical. Trabajamos a una velocidad de 150-300 r.p.m. con un torque de 1. La irrigación frecuente, el uso de geles quelantes hidrosolubles y el uso de la lima de permeabilización apical son la norma.
La secuencia que proponemos, de forma esquemática, es la siguiente:

· Permeabilizar el conducto con una lima 10-15 hasta la mitad del conducto.
· O O .10/25 hasta hallar resistencia.
· O O .08/25
· K3 .06/25
· K3 .04/25
· K3 .04/20

La secuencia se repite dos o tres veces hasta alcanzar la longitud de trabajo. Ésta se determina cuando ya estamos a escasos milímetros de la constricción. En función de la técnica de obturación y del diámetro apical del conducto podemos aumentar la conicidad apical usando una lima K3 .06/20 o el calibre apical con una K3 .04/25, .04/30, etc. De este modo con 5 o 6 instrumentos se puede preparar un conducto difícil (Fig. 3y 4).
Fig. 1. Esquema de la sección de una lima K3 según el fabricante.
Fig. 2. Se aprecia un diente 26 preparado con esta secuencia hasta un calibre 25 y obturado mediante condensación lateral.
Fig. 3. En un diente 37 se instrumentaron los conductos mesiales hasta la constricción mediante una K3 .04/20 y el distal hasta una K3 .04/35, obturando con el System B.

 

Figura 3


Figura 4